Week in Weird: La experiencia en Missouri State Penitentiary con el Nick Groff Tour [spa - 24/4/16]

Dana Matthews publicó un nuevo e interesante artículo de "Week in Weird" sobre su propia experiencia durante un evento de Nick Groff Tour, esta vez en Missouri State Penitentiary, que tuve lugar el 2 de mayo de 2015! Para leer el artículo original, haga clic aquí.

"LA EMBRUJADA CELDA N. 48: LA INVESTIGACIÓN DE MISSOURI STATE PENITENTIARY CON NICK GROFF DE 'GHOST ADVENTURES'.

 

Se le ha llamado los '47 acres más sangrientos de América' (America's Bloodiest 47 Acres), una prisión conocida para su violencia impresionante, que en su apogeo aloje a 5200 presos, como gángsteres, boxeadores y aún James Earl Ray, el asesino de Martin Luther King Jr. Hoy, los presos son fallecido largo tiempo atrás, pero los que han pasado la noche detrás de sus paredes de piedra masivas están seguros que todavía allí se retrasan sus fantasmas, enfadados y violentos como siempre. Bienvenidos a Missouri State Penitentiary.

En mayo yo escribí un artículo explicando la historia larga y violenta de la prisión. De alborotos, a las ejecuciones, a los asesinatos – si algo era violento, sucedió aquí. Missouri State Penitentiary no era un lugar en donde cualquier persona quería ser encerrada. Tan por supuesto, decidía hacer recto eso. Pero si ustedes vais a pasar la noche con cientos espíritus inquietos, ¿quién mejor para hacerlo que con Nick Groff, un hombre que pasó una década persiguiendo fantasmas en 'Ghost Adventures' de Travel Channel?

Cuando yo llegué en el local, la primera cosa que noté de la prisión fue la pared de piedra masiva que envolvía alrededor de la propiedad entera, incluyendo la infame cámara de gas que en su día ejecutó a cuarenta personas . Es la cosa más cercana a un castillo que ustedes encontraréis en América. Este lugar era serio.

La construcción en la prisión comenzó en los 1830s, y cuando era en funcionamiento, 'Las Paredes' (The Walls), como era conocida, era la cárcel activa más vieja de este lado del Mississippi. Aunque es verdad que la mayoría de las cárceles son famosas para su violencia despreciable, que es comprensible si tenéis cuenta que alojan algunos de los hombres y de las mujeres más peligrosos del mundo, Missouri se lleva a un nivel completamente nuevo, de ahí el apodo '47 acres más sangrientos de América'.

La prisión se compone de un buen número de edificios, que tienen sus propias historias paranormales únicas, leyendas y experiencias extrañas atadas a ellas. Sin embargo, los dos edificios que parecían continuar teniendo la actividad que da más miedo durante mi visita fueron el Pasillo A (A-Hall) y, naturalmente, el Corredor de la Muerte (Death Row).

WEEK IN WEIRD INVESTIGA:

 

De todos los edificios que componen Missouri State Penitentiary en su 147 años de edad, el Pasillo A es el más viejo. Es un edificio de piedra maciza, alineado en cada lado, del suelo al techo, con celdas y plataformas que entrecruzan su anchura, lo que es la 'base' ideal para una noche de estancia. Es aterrador e inmenso, y fue construido para soportar más o menos cualquier cosa que los presos podrían lanzar en él, y por buena razón. Es también allí que se encuentra el infame 'Agujero' (Hole). Imaginad, si queréis, 10 celdas subterráneas de piedra sólida y áspera, lejos de la luz del día y de cualquier fuente de aire fresco, y consiguiereis unas ideas. El 'Agujero' era un calabozo de torturas en estilo medieval a donde se deshacían los presos peores (o lo más detestados) para olvidarse de ellos. Muchas veces 15 personas fueron abarrotadas firmemente en una celda, solo para perder sus mentes y morir finalmente en la oscuridad. Decir que esto es triste es una subestimación absoluta. Estas celdas están llenas de los recuerdos de la locura, de la enfermedad y del miedo. Aunque había esperado inicialmente de conseguir la ocasión de explorarla por mi cuenta, después algunas horas que he pasado con los huéspedes de Nick Groff Tour que seguían experimentando lo imposible, del tacto de dados fantasmas a una náusea misteriosa… Cambié de opinión bastante rápidamente.

LOS ESPIRITUS DEL CORREDOR DE LA MUERTE:

 

Week In Weird ha también explorado el edificio del Corredor de la Muerte con Jeff Waldridge, dueño de Lawrenceburg Ghost Walk, que al final resultó ser una de las ubicaciones más interesantes de la noche. El área donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo fue el sótano, en donde guardaban la mayoría de los presos más molestos. Si un presidiario fuera revoltoso, estuvo sufriendo de un trastorno mental, o fuera generalmente inestable ellos le inyectaban una dosis completa de Clorpromazina y le traían a las celdas del sótano.

Estos presidiarios específicos fueron llamados 'los cabezones' (the bobbleheads) porque se movían de arriba abajo, tan drogados que podrían hacer poco además. Muchos de los presos fueron atestado en una celda con 4 o 5 hombres y pasaron el resto de sus vidas en la inmundicia y en la negligencia. Una de las experiencias más extrañas que nuestro grupo notó fue el insoportable olor corporal, que todavía permanecía en el aire porque fue absorbido en las paredes de piedra año tras año.

En un momento dado, nuestro grupo estaba seguro de ver un movimiento en la oscuridad al final del vestíbulo principal, como si allí estaba gente que iba de un lado para otro, de una celda a la otra. Considerábamos que podrían ser animales que vivían en las celdas, pero la altura de las sombras era demasiado alta para ser de ratas o de gatos, por no hablar de aquellas sombras extrañas no hicieron absolutamente ningún sonido aunque estaban a solo 7 metros de distancia de donde nosotros estábamos.

UNA FUERZA INVISIBLE: EL INCIDENTE EN LA CELDA N. 48.

 

Maggie Harris, una guía turístico de Missouri State Penitentiary, nos mostró una foto tomada por una de sus huéspedes de visita mientras estaban visitando el Pasillo A, y es inquietante, por decir lo menos. La huésped en cuestión estaba tomando fotos de una de las celdas más infames del Pasillo A: la Celda n. 48. En ese momento ella no había notado nada fuera de lo común, pero una vez que revisó sus imágenes, descubrió una figura humana de aspecto extraño y deformado, de pie junto a su amiga.

Esta área de la cárcel fue el lugar de un horripilante asesinato que ocurrió durante uno de los muchos alborotos de la prisión. Hace tiempo, esta celda particular alojaba un preso que era notorio por ratear, una reputación tan mala que fue matado a golpes con el mismo mazo usado para destruir la pared de su celda. Hasta el día de hoy, la celda n. 48 sigue siendo uno de los lugares más extraños y activos de todo Missouri State Penitentiary. Por supuesto, yo tenía que investigar.

Como llegó la noche, me dirigía a la celda n. 48 con Nick Groff, Greg Newkirk, y Lee Kirkland de SHOCK, donde en todo el evento un poco de gente reportó que había experimentado algunos fenómenos muy extraños. Las luces rojas de los contadores de campo electromagnético se encendían inmediatamente, voces incorpóreas fueron capturadas en los registradores digitales, y más de una persona dijo que había sentido una fuerza invisible respirar sobre su cuello.

Groff fue el primero a entrar en la celda, y pasó dentro algunos momentos antes de invitar Greg.

'Llega en la celda y dime lo que sientes,' dijo. 'No voy a decirte lo que sentía yo, quiero solo que tu llegas allí para que veo si sientes lo mismo que sentía yo'.

Greg entró en la celda y soltó un audible 'whoa', antes que su cabeza emergió del cuarto pequeño.

'Siento como si mis pies sean pesos de plomo. Como si aquí todo sea físicamente más pesado. Esto es una locura!'

Puedo describir la sensación extraña solo como un cambio de gravedad. Había una sensación 'pesada' muy perceptible, y siguieron diversos grados de ansiedad y mareo. Era como llevarse puesto una mochila llena de ladrillos, pero solamente en aquella celda. Fue un fenómeno fascinante y estrafalario… pero fue lo que sucedió después que nos sobresaltó de verdad.

Repentinamente y sin avisar, Lee, que se había estado de pie en la entrada de la celda, giró de repente con el sonido de algo que corría con prisa en el pasadizo hacia él. Lo que fuera, se movía rápidamente haciendo tan ruido que obtuvo nuestra atención. La fuerza invisible entró en la celda a una velocidad excepcionalmente rápida y chocó con mi pierna izquierda, empujandome de algunos pasos atrás antes de disiparse por completo. La experiencia terminó antes que nosotros dimos cuenta de lo que pasó, y aunque hace meses que el evento tenía lugar, todavía no he podido explicarlo completamente.

FIN DE LA LÍNEA:

 

Aquella noche muchos otros habían experiencias personales, un hombre aún lloró debido a la incontenible sensación de pena que impregnaba las paredes de Missouri State Penitentiary. Cuando ustedes tomáis cuenta de la cantidad de violencia que ocurrió detrás de aquellas paredes, no estaréis sorprendidos que estos sentimientos aún permanecen. Mi propia experiencia extraña en la celda n. 48 fue solo una de muchas. De hecho, no sé si he estado en una ubicación tan activa alguna vez en mi vida.

Nunca he pensado de recomendar a la gente de pasar tiempo tras las rejas, pero si ustedes tenéis la oportunidad de encerrar vosotros en Missouri State Penitentiary, no estaréis decepcionados. A pesar del edificio que es más viejo que mi país de origen, Canadá, y de la cantidad de rara actividades que tienen lugar dentro de sus barreras de piedra, Missouri State Penitentiary es un pedazo vivo de la historia de América, y entre Eastern State Penitentiary, Ohio State Reformatory y West Virginia Penitentiary, se ubica como una de las prisiones embrujadas más increíbles del país. Aunque es imposible garantizar que alguien tendrá una experiencia paranormal dondequiera, Missouri State Penitentiary es lo más cercano a una garantía que usted conseguiréis.

Después de casi 15 horas que he pasado explorando las áreas, todavía siento como si no he arañado la superficie de 'Las Paredes' o de las leyendas que contienen. Mi experiencia extraña ha solo alimentado mi curiosidad sobre Missouri State Penitentiary, y aunque no puedo explicar realmente lo que pasó, espero que un día encontraré mi respuesta.

Si ustedes queréis planear de visitar Missouri State Penitentiary, podréis encontrar las horas de sus visitas públicas en su sitio web oficial, también con las tarifas para encierros privados que duran todas la noche. El personal es una panda de aficionados de historia, un poco extraños, pero de excelencia y muy divertidos, que se asegurarán que tendréis un fantástico rato, lo que elegiréis.

¿Estáis interesados en unir vosotros a Nick Groff de 'Ghost Adventures' en una futura búsqueda de fantasmas? Junad el sitio web oficial de Nick Groff Tour para ver el programa de actividades en algunos de los lugares más misteriosos de todo el país. ¿La parada siguiente? Virginia City, Nevada, donde 'Ghost Buscadores' comenzó."

Texto, Traducción, Disposición y Revisión: Gwen.